Cerca
  • VoceallaRadio

Silvina Potenza: una escritora rosarina con el corazón italiano.





Silvina es rosarina. Esposa, mamá de tres mujeres, Licenciada en Comunicación Social y escritora, aunque altamente identificada con su última profesión. Pasional, emprendedora y soñadora, camina la vida tratando de ver siempre el “medio vaso lleno”, apelando a interactuar con todos mediante el diálogo y tratando de plasmar en sus historias un poco de la vida misma.


¿Querés presentarte vos, Silvina?

Te agrego que tengo 49 años y a lo que me dedico ahora enteramente es a escribir. Escribir es volar, es sentirse un poquito Dios y dar vida a personajes; es inventar situaciones, resolver problemas, proyectar las historias que viven en mi mente y corazón.


¿Cómo es tu relación con Italia?

Nací en Rosario en un barrio que, como yo, tiene netas raíces italianas. Mis bisabuelos, todos inmigrantes, eran de diversas regiones: de la Puglia (il nono Emanuelle que me legó la ciudadanía); de Calabria, de Sicilia y de Basilicata. Italia es algo que no solo llevo en la sangre. Fui a la Dante Alighieri y podría decirse que existo gracias a la escuela.

¿Por qué decís que existís gracias a La Dante?

¡Porque es literalmente así! Te cuento: mis padres, Roberto y Ana María, se conocieron allí, en la época en que alumnos de cursos superiores eran preceptores de los menores y el uniforme era un guardapolvo blanco. Mi papá fue preceptor de mi mamá y desde entonces, que estaban en primero y tercer año respectivamente, caminaron la vida juntos (hasta que en 2013 falleció mi viejo). Mis hermanos. Mis hijas, mis sobrinos, todos fuimos (algunos aún van) a la Dante, es una tradición… y un sentimiento. Un sentimiento tan profundo que llevo dentro del corazón y que me eriza la piel cada vea que escucho el Fratelli d´Italia o como cuando estando en Italia me preguntaron si era del Piemonte por el modo de hablar. Cuando me enteré de VOCE me entusiasmé y pensé en qué lindo sería que mi obra literaria pudiese cruzar el océano y traducirse a esta lengua que siento tan mía como el propio español.


Contamos de tus libros..

Uh, bueno. Son unos cuántos... El primero, es un libro biográfico, en el cual, para hacerlo, puse todo mi empuje “tano” y llegué. Es la biografía autorizada del cantante catalán Dyango, (Barcelona, 1940). Fue un trabajo que me gustó mucho hacer, aunque quizás no pude disfrutarlo. Él es una persona a la que admiro y logré llegar a él -hoy somos amigos- pero durante la escritura transcurrió paralelamente la enfermedad y muerte de mi papá… No pude viajar como tenía previsto, pero bueno, se hizo igual y a partir de ese, comencé con más ahínco mi veta literaria.


Tu primera novela es “Si tus ojos no me miran”…

Sí. Si tus ojos… es una historia a la que amo profundamente. Como pasa con los hijos, el primero es el que más ñañas tiene y, con padres inexpertos, quizás al que más errores se le trasmiten. Esta historia no tuvo “edición” profesional, sino la corrección humilde de alguien como yo que ahora sabe un poco, pero en ese tiempo casi nada en cuanto a formatos, guiones, etc. Es una historia tan pasional, de un amor tan profundo y sincero, que el público la recibió muy bien. De hecho no hay más ejemplares. Una de mis metas es reeditarla, como dirían los arquitectos, “poniéndola en valor” para que llegue a tener su mejor versión posible.



¿ Financias todos tus proyectos ?

No todos, pero sí muchos. Tanto “Si tus ojos no me miran” (Laborde Editor) como “Como el sol de la mañana” (Severled) los escribí, los financié y los vendí. Mi nueva historia fue seleccionada por una editorial de Buenos Aires, nueva, que a través de un sistema de “micromecenazgo” hacen que los proyectos se transformen en libros.


Nombraste recién “Como el sol de la mañana”. Tiene un título esperanzador…

Toda esa novela es un canto al amor y a la vida. Si tuviera que definirla en dos palabras, te diría que son resiliencia y amor. Los personajes viven ambos situaciones traumáticas y graves y la historia trata del después, del cómo armar la jugada de tu vida con las cartas que te tocaron. Esta vez sí tuvo edición profesional, trabajé con un editor de Buenos Aires, Hernán Rozenkrantz con quién aprendí muchísimo.


Volviendo al tema de tu nuevo libro, ¿cómo se llama y qué nos podés contar de él?

El nuevo se llama “Por la magia del camino”. Y también trata del rearmarse de una persona, alguien que se siente vacío y necesita reencontrarse consigo mismo. Decide hacer el Camino de Santiago, una experiencia que lo transforma, que le hace descubrir grandezas en las cosas simples, amaneceres, sensaciones y entre tanto, también encuentra el amor. Fue elegida por la editorial Historias de Pasión y cuando salga (quizás cuando esta nota esté online ya lo tendré en mis manos) será el primero que no autofinancio (pueden leer el primer capítulo y comprarlo en www.historiasdepasion.com)


¿Tenés más libros escritos?

Sí, tengo. Olvidé decirte que antes de mi primera novela, escribimos y editamos junto a doce autores rosarinos más, la novela colectiva “Las chicas de Adriana” (Homosapiens). Trece voces, trece capítulos y un mismo argumento. Trata de un tema candente, en donde las chicas son chicos y en todo lo que rodea a esta problemática tan actual. Además de los editados, tengo uno más que vive en mi compu “Cuando pueda mirarte a los ojos” y otro en el que estoy trabajando, que aún no tiene título definitivo.


¿Qué es para vos escribir?

Escribir es dar vida, es jugar a sentirse un poquito Dios y crear, hacer vivir situaciones y resolverlas como vos querés, libremente, decidiendo qué hace y siente cada quién. Escribir es un ejercicio de empatía también, es ponerse en el lugar del otro para ver qué es lo mejor para hacer.


¿Un mensaje que quieras dejar?

Te digo un poco lo que siempre digo en mis presentaciones. No dejen de leer. Leer te hace crecer, te transporta a otros mundos, te fomenta la creatividad. Te desconecta, te relaja. Y hoy, tenemos millones de maneras de poder hacerlo: con los libros tradicionales, los e-books, tablets, celulares… todo está a mano, solo hay que tener ganas de hacerlo y descubrir estos mundos paralelos e imaginarios que tenemos a un click o a una vuelta de página.



Ah… y me gusta interactuar mucho con mis lectores o potenciales lectores, por eso les dejo mis vías de comunicación: pueden hacerlo al mail silvinapotenza@gmail.com; a Facebook: silvinapotenzaescritora o visitar mi página web www.silvinapotenza.com




©2019 by Santandrea Arte&Publicidad