Cerca
  • VoceallaRadio

MAXI KIM DA SILVA con Voce.

La historia de Maximiliano Ribelotti, el descendiente Italiano que canta sus historias y conmueve al público. Es un Cantautor Rosarino, que desde hace más de 20 años viene desarrollando su carrera artístic, editando discos en diferentes formaciones, recorriendo ciudades y países de América del Sur y preparando pronto las valijas para viajar al el Viejo Continente o como él mismo dice: "La tierra de sus abuelos". LLeva 5 discos editados con diferentes proyectos, uno en camino ( el segundo como solista) y una colaboración de lujo en su último corte de difusión.



-Hola Maxi, un placer tenerte en nuestra revista, Voce.

-Muchas gracias, es un placer para mi conectar con mis raíces a través de ustedes.


- Antes que nada, nos contas a todos porque Maximiliano Ribelotti ahora es Maxi Da Silva?

- Cosas de la música, de los productores y de la memoria. He formado parte de diferentes bandas y siempre tuvimos nombres abarcativos, en esta etapa de solista, a la gente que maneja mi imagen le pareció conveniente tener un seudónimo más taquillero, como Maxi Da Silva, suena con origen brasilero, pero lo más brasilero que tengo es mi amor por el fútbol.


- y de Italia que tenés?

- Todo, las costumbres, las ricas comidas, los recuerdos de mis abuelos. Algunos gestos con las manos característicos como el "..ma come...?", pero si, como dice mi mamá cuando me encuentro hablando sólo, "...tano como tu abuelo!"


- Que bueno contanos más de tu vida.

- Mi historia con Italia no sólo va por mis orígenes, sino también por mis costumbres. Mi Abuelo, Antonio Ribelotti o el "loco Rubilotta" como le decían, siempre me llevaba en bicicleta a la quintita que tenía en la vecina localidad de Pérez y me enseñaba a labrar la quinta como lo hacían en la madre Tierra. Me contaba historias de cómo muchos italianos habían venido, dejando sus querida patria destruída buscando un futuro mejor y trabajaban de lo que sea con tal de subsistir, por eso tenía la quinta llena de diferentes frutas y verduras. El vino de Sant' Arcangelo, una comuna muy chiquita ubicada en el corazón de Potenza y trabajo siempre, aún ya jubilado siguió trabajando. "Los tanos somos así me recalcaba siempre, gente de trabajo".

Pasábamos tardes enteras juntos, el silbaba sus canciones italianas. Había una en especial y era Uei Paisano. Esa canción creo que fue, en mi infancia, la que me conectó espiritualmente su Italia y artísticamente con la música. El siempre decía: "...Massino (así pronunciaba mi nombre) ueiii..., y se quedaba esperando que le respondiera: "...Paisano" y así el repetía, una y mil veces, hasta que yo gritaba: "...uei paisano como estä!!

Infancia hermosa la mia en Pérez, un pueblo totalmente formado por inmigrantes Italianos y gente muy trabajadora.


- De ahí viene el amor por la música?

-Probablemente sí y de mis padres, mi familia ha encontrado en la música una excusa perfecta para poder juntarnos. En la sobremesa de las pastas de los domingos, les la completaba un miniconcierto. Una guitarra siempre estaba cerca de las manos de alguno de nosotros.


- Y que cantaban?

- Tangos, folclore, canciones de artista melódicos nuevos de Italia y de España, nos divertíamos mucho.

Mi abuelo y mi madre tomaban la posta con unos tanguitos, luego algunos clásicos hasta que terminaba yo cantando el Oso de Moris y se cerraba el Show. Tan lindos recuerdos de esos momentos familiares.


- Volviendo a tu carrera profesional: Cuando te diste cuenta que querías hacer música como una forma de vida?

-La vida te va llevando, "uno no elige de quien enamorarse", Decidirse a ser un cantautor, más que una buena decisión económica, es un acto de fé. No hay en la vida de un músico un plan de estudios que te lleve a tener éxito seguro como si lo tienen

otras carreras universitarias más conocidas. Pero en esa búsqueda está la pasión, motor y alma de un artista, yo no mido el éxito por los resultados, para mi el éxito es poder hacer canciones de la manera que quiero, grabarlas dónde quiero, con los músicos que admiro; después la gente elige y le gusta o no. El músico tiene esa bohemia en tomar decisiones que van a contramano de la sociedad. Yo no vivo de la música, vivo por la música.


-Cómo llegaste a relacionarte y grabar con músicos tan reconocidos?

- Cosas hermosas que tiene la vida, hay un dicho que dice: " El camino a los sueños es solo uno", y yo lo seguí. Recuerdo que mi primer sueño fue tener una guitarra eléctrica, la tuve después de 4 años de desearla. Desde que escribí mi primer canción soñaba con grabarla. Y uno camina, va en esa dirección, a veces en forma consciente, otras de manera loca, pero iba, con mis canciones, mis fuerzas, YO TENÍA HISTORIAS QUE CONTAR!! y bueno, despues de grabar cuatro discos con diferentes bandas de rock, llegó la propuesta de hacer un disco como solista de manera super profesional, y ahí fué, que lo que veía como imposible se hizo realidad.


-Cómo estás hoy? Qué viene en tu vida?

Hoy estoy cumpliendo otro sueño que en un principio era delirante. Estoy por sacar un nuevo tema mío, con la participación especial de Víctor Patrón. Víctor es el pianista y arreglador de Ricardo Arjona desde hace más de 20 años. Para mi siempre fue un pianista increíble y jamás me imaginaba que la vida iba a darme semejante lujo como también me pasó de poder grabar con Guillermo Novellis de La Mosca, Sueños Increíbles hechos realidad. Magia. Te cuento algo para que veas, hace 20 años estuve viviendo un tiempo en Posadas, en la provincia de Misiones. Recuerdo que una chica que me gustaba me había invitado a un recital de un grupo de moda. Habíamos quedado en encontrarnos en el recital directamente. Como yo no tenía dinero, no pude entrar, pero igual pude ver todo el recital desde afuera, un lugar privilegiado. Me fascinó esa banda, ver toda la gente cantando, saltando y me dije, ojalá algún día pueda ser así... Esa banda era La Mosca.

Con Víctor me ocurrió algo similar, los hombres también lloramos, y en uno de mis fracasos amorosos escuché una canción de Ricardo Arjona que se llama Sin Daños a Terceros, que sintetizaba absolutamente todo lo que me sucedía y sentía en ese momento. La escuchaba miles de veces al día y amaba el sonido del piano, era algo mágico, piano y voz. Fue de tanto escuchar esa canción y sobre todo al pianista, que le ponía más pasión a la canción y entonces descubrí que era Víctor Patrón. Si que imaginate, hoy grabar con el tiene un aroma a que nada es imposible.



- Algún mensaje que quieras dejar a los lectores de Voce?

Antes que nada quiero agradecerles a ustedes por la nota, por tenerme en cuenta y dejar contarle mi historia a la gente, sobre todo al pueblo Italiano, del cual como descendiente llevo la sangre a flor de piel y del cual me siento parte. Ojalá pronto pueda

llevar mi música allí y poder cumplir otro sueño pendiente.


- Dónde la gente puede encontrar más información sobre vos y escuchar tu música?

En las redes sociales. Estoy como Maxi Kim Da Silva, en Youtube, en Instagram y en Facebook.


-Gracias por tu arte...

- Grazie mille Voce.


©2019 by Santandrea Arte&Publicidad