Cerca
  • Voce.com.ar

LA MIA VESPA by Rodrigo Cocilovo.


No recuerdo bien el año, pero fue por el 2009 , con mi amigo Pascual (de origen siciliano), un día nos encontramos hablando de la bella Italia, precisamente de Sicilia, de su padre, de los "paninos", de la "porchetta", y mucho más, pero no viene al caso en este momento y de las italianas, en fin. Un día le cuento que se me ocurrió restaurar una moto, una vespa de los años 50, más o menos y me dice que su papá  tenía una, que cuando terminara de armar la mía le avise para verla. Así fue, un viejo chasis abandonado regalo de un amigo me embarco al  viejo continente, después de muchas, negativas de mecánicos, un chapero repara el chasis, la chapa más dura que le tocó arreglar, por suerte estaba con pocas abolladuras, así que no tardó mucho. Buscando alguno que me pudiera dar una mano, doy con el presidente del Club de Vespa de Rosario, mi amigo el cabezón Hernan, dueño de una Px 200, una máquina con la que viajó hasta Chile, Uruguay , etc. Tiempo después voy a dar a la casa del Francés un adorador de vespas que junto con Hernán realizaron esos viaje, contaba mi amigo que el Francés tapaba su vespa de los 60 cada noche, la cuidaba como su mejor tesoro. Ya en el taller con todo lo que teníamos empezamos, primero buscamos por todos lados repuestos, amigos que nos hacían parte como el cubre cilindro, un filtro del  carburador encontrado en la casa de motos de Poloni que tenía como 90 años. También trajimos de Italia a partir de una página web (vespatime.it - fabricantes de repuestos), un manubrio y el farol, los resultados fueron buenos pero costaba que funcionara  10 puntos ya que los que restauraban los motores antiguos, mecánicos italianos ya no estaban en nuestra ciudad.



Fue después de casi tres años, que pudimos terminarla.  Al primero que llame para que la vea a mi amigo Pascual que con lágrimas en los ojos me dijo me hiciste acordar a mi viejo: "...le digo, me voy de viaje, al pueblo de mi abuelo Angelo Cocilovo, de Lentini en Siracusa, Italia, pero esa es otra historia.



by Rodrigo Cocilovo.

©2019 by Santandrea Arte&Publicidad