Cerca
  • Voce.com.ar

El éxodo argentino


El fútbol extranjero siempre sedujo a los futbolistas del fútbol argentino. Los sueldos irresistibles, las mejores ligas del mundo, competencia de alto vuelo, con escenarios, luces y vidrieras que sólo el continente europeo ofrece. Ello hace que los hinchas de los equipos argentinos puedan disfrutar muy poco de sus nuevas joyas, de los juveniles recientemente surgidos de las inferiores del club que llegaron a primera. Ya que un par de buenas actuaciones, derivan en el interés de algún equipo del viejo continente. Algunos como auspiciosas promesas, otros como inminentes realidades, son marcados y comprados por equipos del primer mundo, que ven en ellos negocios y aportes para sus equipos. Decimos que los consideran una ganancia, porque los adquieren por cifras bajas para el mercado europeo, y luego con algunas buenas campañas realizadas, duplican o triplican fácilmente su cotización. Y en el peor de los casos, si su participación en el equipo no fue la esperada y el poder de venta disminuye, lo ceden a préstamo a otra institución; o en última instancia perderán una inversión que es insignificante según sus arcas.

Y a su vez los equipos argentinos, encuentran en estas ventas una manera de oxigenarse, de poder saldar el déficit de sus clubes, de cancelar deudas con ex jugadores, con otros clubes, y con la Asociación del Fútbol Argentino (AFA). La suba del dólar como otro componente crucial, hace que sea imposible rechazar esos ofrecimientos, porque el jugador salva su futuro y el bienestar de su familia, y las instituciones locales compensan con el desfasaje de la moneda a su favor, obligaciones que de otro modo eran impensadas poder finiquitar. Negocio redondo como la pelota para todas las partes.


Es así que por ejemplo en la liga italiana podemos ver 26 jugadores argentinos diseminados en los 20 equipos del presente certamen. Siendo superados únicamente por los 36 jugadores brasileros que forman parte del calcio, constituyendo a Brasil como el país en América de mayor aporte a la Seria A, dejando a la Argentina en segundo lugar. Mauro Icardi es el principal exponente actual, con 9 goles en el torneo jugando para el Inter, que emigró de nuestro suelo sin si quiera haber debutado en el fútbol grande de nuestro país. Otro caso similar es el de Paulo Dybala, que jugando para Instituto de Córdoba en la segunda división del fútbol argentino, fue fichado por el Palermo en el año 2012, yéndose muy prematuro con 19 años.


Si de argentino hablamos, el Argentino Record en Italia es el ya conocido Javier "pupi" Zanetti, quién jugó al cabo de 19 temporadas, casi 20 años para el Inter de Milán. Ídolo total e indiscutible, y actual dirigente del neroazzurro, con prácticamente las llaves del club a sus despensas. Y por supuesto, el otro caso histórico se trata del argentino más famoso del mundo, de Diego Armando Maradona, que conquistó para siempre los corazones napolitanos. El 10 brilló en el Nápoli desde el 84 hasta el 91, con 259 partidos jugados, 115 goles, 77 asistencias, y nada menos que haciéndose de 2 ligas italianas, 1 copa Italia, 1 supercopa Italia y la recordada Copa de la Uefa en la temporada 88/89.





Franco Lucca

francolucca@hotmail.com

©2019 by Santandrea Arte&Publicidad