Cerca
  • Voce.com.ar

DOLCE & GABBANA El talento por dos.

Era impensado que ese niño, Doménico Dolce, que un 13 de Agosto del 58, nacía en la vieja Polozzi Generosa, de Sicilia, y ese otro, Seteffano Gabbana, que lo hacia en Milano en el 62 construirían un verdadero emporio de la moda, que se convertiría en todo un símbolo de Italia en el mundo.

Dolce, de niño, inicio su pasión por el diseño de indumentaria, confeccionando su propia ropa a una edad verdaderamente muy temprana.

Ambos, se conocieron de muy jóvenes realmente, en una circunstancia casual en la que Dolce llamó a la casa de moda que por entonces era el lugar de trabajo de Gabbana, solicitando un empleo allí, donde finalmente fue contratado.

Gabbana que ya tenía un cargo superior, de alguna manera, lo apadrinó, tomándolo bajo su protección enseñándole como funcionaba el proceso de diseño y fabricación en aquellas casas de moda, a la vez de que forma también iniciar nuevos conceptos de diseño y tendencias.

Al poco tiempo de ingresar allí, esa unión que por casualidad o causalidad, se hizo entre ambos, fue fortaleciéndose de tal manera de tomar envergadura propia y convertirse, entrando los 80, en una especie de “consultora” de moda y diseño.

Hasta ese momento, ambos se mantenían trabajando con sus nombres de manera individual, hasta que tomaron la decisión de hacerlo juntos, convirtiéndose así en la dupla DOLCE & GABBANA.

En el 85, se lanza la primera colección de este dúo grande de la moda, que se presenta junto a otros topes de la moda italiana en la llamada MILAN FASHION WEEK.

La anécdota por esos días era que ninguno de los dos contaba con fondos para apoyo logístico en su presentación, ni contratar modelos, razón por la cual contaron con “prestamos” de numerosos amigos que apoyaban sus ideas, siendo los accesorios de la modelos sus propios efectos personales, con el agregado del curioso y gracioso detalle de utilizar una sabana de la propia casa de Dolce, como cortina para el escenario.

La primera colección de estos grandes diseñadores que estaban iniciando su camino de éxitos, se llamó: REAL WOMEN, debido que las mayorías de las modelos utilizadas para su presentación se trataban de mujeres amateurs, no modelos profesionales de pasarela. Las ventas de esta primera colección no fueron todo lo felices que esperaban Ellos, a tal punto que pensaron en cancelar sus compras de telas para la temporada… pero la ayuda que la familia Dolce le proporcionó justo a tiempo, permitió que eso no ocurriera y las telas llegaron a sus manos… así de esta manera se produce la elaboración de su colección del año 86, oportunidad en que abren su propia casa de modas.

Asi van pasando las primeras colecciones, hasta llegar a la cuarta, en la que realmente logran un impacto notable en el mercado italiano, siendo esta colección inspirada por Dolce en sus raíces sicilianas, con una campaña publicitaria realizada en su totalidad en la isla, con fotos en blanco y negro, inspiradas en el cine italiano de la década del 40.

Allí en esa colección nace el ícono “Vestido siciliano” llamado así por la prensa especializada y la crítica, considerado por el autor HALL RUBENSTEIN como uno de los 100 atuendos mas importantes alguna vez diseñado y denominado por este como considerado como una de las piezas mas representativas de esa época para la marca, el vestido siciliano es la esencia de DOLCE&GABBANA, el punto de referencia sartorial de la marca, “el vestido toma el ejemplo de una enagüa, pero una enagüa que ha adornado a Anna Magnani, y una silueta que ha honrado a Anita Ekberg y Sophia Loren.”

Prendas de punto, lencería, ropa de playa, fueron algunos de los lanzamientos que se fueron sucediendo en los años siguientes, siempre con notable éxito y creatividad, hasta que iniciados los 90, lanzan la creación en ropa masculina.


Sus diseños van incorporando ciertas novedades en los materiales utilizados para esos nuevos diseños, que remitían a obras de arte, incluyendo por ejemplo, incrustaciones de cristal, dijes, medallas de filigrana y corsés ornamentados.

En los 90, cuando ya habían iniciado su incursión en la moda masculina, reciben el premio WOOLMARK AWARD por lo innovadores que eran sus diseños masculinos.

El reconocimiento internacional llega cuando DOLCE&GABBANA logran asociarse a la figura de MADONNA, quien utilizó por primera vez, un corsé confeccionado con piedras preciosas y una chaqueta, en el festival de CANNES.

Así se inicia un vinculo importante junto a la estrella mundial, que se consagra en el diseño de 1.500 trajes para la gira mundial de la estrella, GIRLIE SHOW por su álbum EROTICA.

Mediando los 90, D&G innova de una manera muy arriesgada, anticipándose a los acontecimientos mundiales, llevando a cabo su desfile solo por internet, como un movimiento experimental hacia los nuevos medios.

DOLCE & GABBANA fueron siempre entusiastas admiradores del cine, siempre presente en sus conceptos de diseño, pero también como participes de la industria, vistiendo en muchísimas oportunidades a actores y actrices, marcando una presencia notable en sus prendas.

El universo del cine no fue solo el que conquistaron los DOLCE & GABBANA, también el mundo del fútbol y la música los tuvieron como participes en diseños e innovaciones que se vieron reflejado en sus protagonistas principales.

Son infinitamente numerosos los reconocimientos que el mundo de la moda, medios, crítica y público, le has brindado al dúo, a tan punto que lo definieron como “gran barómetro para las tendencia del mundo, ya no solo del vestir, sino también de la música”

La empresa, la marca, DOLCE & GABBANA, han logrado atraer mucho a los medios de comunicación por sus campañas de apoyo a los movimientos gay del mundo, siendo Ellos mismos una pareja reconocida.

En el 2005, decidieron dar fin al vinculo sentimental que los unía, pero continuaron con le empresa y sus marcas.

Sus principales líneas de productos fueron D&G Y Dolce & Gabbana, siendo luego fusionadas en una sola bajo en nombre DOLCE&GABBANA.

Además de indumentaria femenina y masculina, la marca marcó su exitosa presencia en prendas de niños, gafas, pulseras, relojes, joyería fina, maquillaje, cosméticos, estuches, bolsos, teléfonos celulares, y obviamente su otro bastión: las fragancias, por las cuales, además de un gran éxito comercial, han logrado un reconocimiento mundial y numerosos premios internacionales.

DOLCE & GABBANA, un verdadero torbellino de creatividad volcada al diseño que fue creciendo, que ya no solo se circunscribió al universo de la moda, sino que conquistó todo lo que incursionó.

Pero siempre con un solo secreto: pasión, trabajo e innovación, en todas y cada uno de las áreas que lo tuvieron como protagonista siempre.

DOLCE & GABBANA, dos que son uno, dos que son millones por todo el mundo, que los admira y celebra en cada detalle donde aparece su nombre, como un símbolo de grandeza y prestigio.






















©2019 by Santandrea Arte&Publicidad