Cerca
  • Voce.com.ar

Cima Rosa / Venecia

Situado en el Gran Canal, en el barrio de Santa Croce a la vuelta de la esquina de la parada de vaporetto de San Stae, se encuentra éste maravilloso Hotel boutique. En pleno barrio veneciano, donde la esencia de la vida cotidiana es una de las principales características que uno puede sentir al caminar por sus calles, cruzar los canales o beber vino en cualquiera de los barcitos que allí se encuentran. El Cima Rosa ocupa un edificio del s. XV y ofrece habitaciones y suites elegantes con vistas al Gran Canal de Venecia. Está a 10 minutos a pie del puente de Rialto y dispone de un jardín amueblado compartido. Las habitaciones B&B disponen de aire acondicionado, suelo de parqué y TV de pantalla plana vía satélite. Algunas tienen techos con vigas de madera. El baño privado puede estar fuera de la habitación. Todos los días se sirve un desayuno dulce en la habitación, que incluye bebidas calientes, cruasanes y jugo de naranja recién exprimido. También se ofrecen opciones saladas bajo petición. En la zona hay muchos restaurantes y cafeterías ideales para salir a recorrerlos.


Una mañana de julio de 1985 llegó una joven española a Venecia. Su idea era recorrerla y fotografiar cada rincón de esta ciudadela. En esos días también arribó Jim, un fotógrafo de la revista National Geografic en un exclusivo viaje de placer. El encuentro entre los dos jóvenes se produjo en El Palacio Ducal. Decidieron compartir una sonrisa que implicaba la aceptación de lo que estuviera por venir. Lo presagiaron, lo sintieron. Nunca nadie se imaginó que comenzarían una historia de amor. Tenían tiempo para conocer la ciudad, sus canales, sus rincones, sus secretos. Todo fue natural, la charla, los cafés, las largas tertulias en los palazzos. Estaban fascinados con la ciudad, estaban fascinados con la compañía del otro, así que se dejaron llevar. Una tarde descubren en el barrio de Santa Croce el bellísimo hotel Cima Rosa y deciden alojarse por una noche. Todos sueñan con descubrir un paraíso donde refugiarse en Venecia, alejados de las multitudes de turistas que llegan a esta ciudad todo el año. Allí entre sus mármoles pulidos y sus maderas repasaron años de soledades y búsqueda. Allí en esa hermosa habitación del Cima Rosa, comenzó el amor, en esa Venecia que los mantiene aun juntos en Barcelona.



Pero volviendo al hotel en sí, debemos agregar que ésta maravilla de cinco habitaciones es obra de Daniele, nativo de Venecia, y su esposa, Brittany, estadounidense de nacimiento, y es un legado que da fe de la dedicación, estilo y experiencia de esta pareja: él es arquitecto interiorista y ella, diseñadora de interiores. Las habitaciones son muy agradables y tienen tonos de chocolate oscuro y turquesas frescas, perfectamente iluminadas por baldosas de mármol pulido y parquet original, vigas vistas y antigüedades bien elegidas. Uno tiene una bañera para desaparecer, otro un lavabo renovado del 1700, todos tienen vistas inspiradoras a través del canal donde los palazzos están iluminados por la noche. Para completar la indulgencia se puede tomar el desayuno traído a su habitación, aunque en buen tiempo puede prefieren quedarse más de café en el patio privado con vine-tinged. El resto del día es tuyo. La curiosidad de Brittany está encantada de apuntarle en la dirección de todas las mejores tiendas de antigüedades y museos; La omnipresente góndola llama a aquellos que buscan algo más tradicional. Es romántico, muy acogedor, y se puede vivir como el 'donne nobile' antes que usted. Esto será, probablemente, lo más cerca que vayas a estar de experimentar Venecia como lo hacen los residentes locales. Es una pena que al final de tu estadía tengas que empacar tus valijas.

©2019 by Santandrea Arte&Publicidad