Cerca
  • Voce.com.ar

Aperitivo Veneciano

Aunque si bien París tiende a proyectar todo su glamour y encanto hacia el mundo exterior, Venecia, la capital de los canales gusta de reconcentrarse hacia dentro, en ese dédalo de callejuelas inundadas y puentes umbríos que uno no podría recorrer completamente ni en mil vidas. Los franceses tienen por costumbre tomar su apéritif (o l´apéro) antes de cenar. Lo más tradicional es pedir una copa de vino acompañada de queso.





Hablar del aperitivo en Venecia es hacerlo del Spritz, un cóctel de color anaranjado y sabor ligeramente amargo y aromático. Los venecianos lo toman antes de la comida y las cenas, para ir abriendo el apetito. Se elabora con vino blanco, agua con gas, campari o aperol (según lo quieras más dulce o más amargo) y una rodaja de naranja. Para acompañar, al Spritz le va muy bien un tramezzini, la versión italiana del sándwich inglés, carpaccio o un poco de pescado a la scòta deo. Nuestros sitios preferidos para disfrutarlo son el Caffe Centrale Venezia (Piscina de Frezzaria, 1659/B), donde lo preparan con una espuma especial; la Osteria Al Timon (Fondamenta Ormesini, 2754) donde los sirven con crostinis de diferentes sabores (muy parecidos a nuestrastapas); y la Osteria Ai Do Pozzi (Castello, 2613).

LA PALABRA 'APERITIVO' procede del verbo italiano aperer que significa "abrir"; es decir, se aplicaba originalmente a aquellas bebidas que, gracias a su composición, ayudaban a abrir el apetito. Hoy ya se ha convertido en mucho más que eso, un verdadero acto social, un ritual obligatorio que invita a reunirse con los amigos y charlar. Si uno pasea por Venecia, a eso de las siete de la tarde, por las cercanías del Campo Santa Margherita o del puente Rialto, se encontrará las mesas de las terrazas repletas de unas copas redondas rellenas de un misterioso naranja intenso. Son los Aperol Spritz, posiblemente el cóctel de aperitivo más consumido de todo el país. El más clásico de los aperitivos de la zona italiana del Triveneto (Trentino, Friuli-Venezia Giulia y Venecia). También caminando por las estrechas calles de la famosa ciudad de los canales, verás a los turistas disfrutar a cualquier hora del día o de la noche de esta conocida bebida, pero no tenemos que olvidar que es una bebida de aperitivo es decir, se consume antes de la cena generalmente, gracias a su típico y elegante sabor, aromático y ligeramente amargo que sirve para abrirnos el estómago a las delicias saladas que nos esperan con la comida.


La historia de Aperol tiene su parte curiosa. Sus creadores fueron los hermanos Barbieri, especialistas en producción de licores en la ciudad. Su origen se remonta a la dominación austrohúngara del noreste de Italia. Por entonces, consistía básicamente en vino blanco y agua con gas. Más tarde, la historia cambia radicalmente. A finales del siglo XIX, el anarquista italiano Luigi Lucheni asesina a la princesa Sissi junto al lago Lemán de Ginebra, mientras esta supervisa personalmente un guión de Sophia Coppola y hojea una revista donde aparece Zooey Deschanel con miriñaque. El Imperio se tambalea y el Véneto ya lleva un tiempo en manos del reino de Italia. Porque Italia puede parecer débilmente arrogante, pero siempre estará ahí para levantarte a sus novias. La composición del spritz se perfecciona hasta parecerse al aperitivo que conocemos hoy en día. On the rocks. El resultado es un trago refrescante, muy apropiado en el preámbulo de las cenas, para entretener el afterwork o sustituir al vermú. Larga vida al spritz.

©2019 by Santandrea Arte&Publicidad