Cerca
  • VoceallaRadio

Adelaida Negri, la más grande!

Cuando alguien se pregunta quién es la máxima figura de la lírica en Argentina o en toda Latinoamérica, inmediatamente salta un nombre incuestionable, indiscutible, innegable….Adelaida Negri, la última Soprano Assoluta!


Su voz, de una inusual amplitud en la extensión de su registro, se oía cómoda en la tesitura baja de una mezzosoprano, con un timbre oscuro, rico y fuerte; como en los sobreagudos brillantes y “tenidos” de la soprano y con "fiorituras" cantadas al más bello estilo del "bel canto" respaldado por una inusitada técnica, típicamente fuerte, dramática y ágil. Con un modo de cantar florido combinado con peso heroico y un poder vocal sobre cualquier acompañamiento orquestal enérgico. (Como exhibiera en el final de “La Sonámbula” de V. Bellini en 1981, un fa sobreagudo que sobrepasa la masa orquestal y coral).


Una de las voces más raras del mundo de la ópera. Son pocas las sopranos de este tipo que aparecen por siglo, Maria Callas, Leyla Gencer, Cristina Deutekom, ella… ninguna más. Capaz de cantar La Reina de la Noche (de “La Flauta Mágica” de Mozart) o Lucia di

Lammermoor, Roberto Devereux de Donizetti, alternando con Aida o Leonora (de “La forza…” o “Il Trovatore” de Verdi), “Medea” de Cherubini, “Norma” de Bellini, Donna Anna (de “Don Giovanni” de Mozart), “Tosca” y “Turandot” de Puccini, “Elisabetta”, “Armida” o “Semiramide” de Rossini, “La Gioconda” de Ponchielli, “Nabucco” de Verdi o el “Fidelio” de Beethoven!... una artista fuera de lo común, de las que ya no quedan, de las que solo se puede admirar, y más que eso, de las que deslumbran!



Nacida en Buenos Aires, el 12 de diciembre de 1943. A pesar de su título de abogada, se

consagró por completo a la música. Egresó con medalla de oro del Instituto Superior de Arte del Colón, y se perfeccionó en el London Opera Centre de Londres con una beca del British Council.

Debutó en el Teatro Colón de Buenos Aires en 1974 interpretando a Anna de Glawari en “La Viuda Alegre”, a la que siguieron a través de casi tres décadas, “Rita”, “Madame Butterfly”, “La vida breve”, “Don Carlos”, “Mefistófeles”, “Lucia di Lammermoor”, “Norma”, “Beatrice di Tenda”, “Nabucco”, “Aida”, “Proserpina y el extranjero” de Juan José Castro, “Antígona Vélez” de Juan Carlos Zorzi (estreno mundial de esta obra dedicada a ella y especialmente escrita para su particular tesitura vocal) y “Macbeth” en 1998.

Se radico en Europa al poco tiempo del debut en el Teatro Colon. Su primera presentación la realizó en Suiza con “Lucia di Lammermoor”. Una cantante con el volumen y color vocal de una soprano dramática pero la agilidad y sobreagudos de una soprano ligera dejó atónito al público La crítica especializada europea dijo de esta presentación: “Un milagro ha ocurrido en Suiza…” y de allí comenzó una de las más extraordinarias historias del arte lírico.



En 1983 hace su debut en el MET de New York con "Norma"; junto a Plácido Domingo y

Tatiana Troyanos, luego “Il Trovatore” con Fiorenza Cossotto, Ermano Mauro y Juan Pons y “Ernani” con Luciano Pavarotti, Sherrill Milnes y Gianni Raimondi. Seguirán muchos otros títulos más en todo USA.


Fue En Italia donde el público la requeriría más veces. Se presentó en la Arena di Verona, Torino, Genova, Trieste, Parma, Macerata, Cagliari, Catania, Jesi, Benevento, Fano, Enna, Bergamo, Padova, Piacenza, Reggio Emilia, Ravenna, Ferrara, Rovigo, Treviso, etc. En la ciudad de Milán fue distinguida con el "Ambrogino d'oro"; en 1980.

En España, actuó en el Gran Teatro del Liceo de Barcelona, el Teatro de la Zarzuela en Madrid, Bilbao, Las Palmas, La Coruña, Santiago de Compostela, Huelva, Almería. En Austria, Ópera de Viena Estado; Klagenfurt, Linz, Radio O.R.F. En Alemania, Opera de Bonn, Ópera de Hamburgo, Opera de Stuttgart, Opera de Frankfurt. Seguirían Francia, Suiza, Hungría, Bélgica, Inglaterra, Sudáfrica, Japón, Korea, Venezuela, Uruguay, Puerto Rico, Brasil, etc.




En 1997 regresó a la Argentina y creó la Casa de la Ópera de Buenos Aires, con la que llevó a cabo una incansable labor, dando espacio a jóvenes artistas. Desde ese centro Adelaida Negri produjo exhumaciones belcantistas de Donizetti y Rossini, la representación de óperas poco conocidas de todas las épocas (“Cecilia” de L. Refice, “I masnadieri” de Verdi, “Loreley” de Catalani, entre otras), la re edición de sus grandes roles y el comienzo de su retiro de los escenario con una inolvidable “Adriana Lecouvreur”, obra destinada solo a las grandes divas Fue distinguida con el Premio de la Asociación Verdiana de Opera (1984), el “Premio al Mérito” de la Orden de los Caballeros de San Martín de Tours de Buenos Aires (1985), la distinción a la Mejor Cantante Argentina (1998) otorgada por la Asociación de Críticos Musicales de la Argentina, el “Premio Mecenas 2000” y la incorporación a la "Cátedra Permanente de Grandes Artistas"; por la Asociación Amigos de la Educación Artística.

El Senado de la Nación le entregó el “Diploma de Honor a la Trayectoria Artística” y en 2016 es declarada “Personalidad Destacada de la Cultura” en la Ciudad de Buenos Aires, entre otros galardones.


El 17 de agosto próximo pasado la más grande soprano argentina, la leyenda, la extraordinaria, fallece inesperadamente en Buenos Aires. La Argentina se puso de luto. La ópera de luto. El arte de luto. La gran Lucia, la inolvidable Norma, la increíble Aida, la asombrosa Turandot, la “heredera” de la Callas, como lo había dicho el esposo de esta, Giovanni Meneghini, cuando sorprendido la escuchó por primera vez, la artista de ese linaje único e irrepetible de grandes divas de la lírica.

María Callas, la Divina; Joan Sutherland, la Stupenda; Montserrat Caballé, la Superba, Adelaida Negri, la Magnifica. Con ella se cierra el ciclo más extraordinario de voces que el mundo pudo tener.



by Alejandro Atias, regista y productor.

Formado en el “Instituto Superior de Arte” del Teatro Colón. Desde 1994 ha realizado la puesta en escena de un gran número de obras líricas de repertorio, como también óperas desconocidas, exhumaciones y estrenos mundiales. Su carrera se desarrolla en el país y el exterior.

Ha dictado conferencias, charlas y cursos de Arte Lírico en varias instituciones educativas, colegios y universidades de Argentina y Estados Unidos (New York, Miami). Fue director de la revista especializada en arte lírico “Grandes Maestros de la Opera”. En 2006 fundó la “Opera de Mar del Plata” de la cual es su Director Artístico.

©2019 by Santandrea Arte&Publicidad